NUESTRO BLOG


INFIDELIDAD o BOCHORNO

16 noviembre, 2016 | Blog | 0 comentarios | Autor:

Hace una semana tuvimos una reunión de mi grupo de amigas porque Marisa tenía un  “gran problema”, yo llegue de las primeras  y al parecer nadie sabía nada.

Cuando apareció ella nos quedamos impactadas, los ojos hinchados, unas ojeras que le llegaban hasta media cara, había adelgazado considerablemente, en fin parecía un cadáver andante, entre sollozos nos empezó a contar que estaba convencida que Luis, su marido, estaba teniendo una aventura.

Marisa siempre ha sido un poco exagerada, las últimas veces que les habíamos visto juntos no parecía que Luis hubiese cambiado en su relación con ella, pero… vete a saber.

Estaba convencida y destrozada, nos dijo que cumplía el decálogo del infiel (pero hay un decálogo para los infieles?) pues si, al parecer esta en internet, (hay de todo como en botica)

Según nos explicó llevaba un mes en que nunca dejaba el móvil olvidado, lo llevaba siempre encima de él y cuando sonaba se escondía para que no pudiera leer lo que escribía, de hecho le había pillado un par de veces hablando por teléfono en el baño y cuando ella le había preguntado le dijo que eran cosas del trabajo.

Dos o tres días a la semana había vuelto más tarde de lo habitual del gimnasio sin dar ninguna explicación más que se había entretenido con su monitor (monitor? pero si no tiene!), había empezado a salir a correr y cuando llegaba a casa no tenía aspecto de haber realizado ninguna actividad física.

Pero lo peor de todo es que había visto unos pagos muy altos  en la cuenta a una discoteca y el no bailaba y no salían nunca porque no le gusta ese ambiente, a pesar de lo que a ella le gusta irse a tomar unas copas de vez en cuando. Un desastre total según nos contó.

Nos quedamos todas alucinadas y después de unas cuantas miradas no nos quedó más remedio que contarle lo que pasaba, creímos que era mejor contarle que Luis estaba preparando una fiesta sorpresa por su cuarenta cumpleaños y que todas las llamadas eran a los amigos, que las salidas era para buscar un sitio que se adecuada a lo que ella le gustaba y los pagos, eran por supuesto las señales a  la disco que había elegido y para la comida , bebida y todo lo demás, todas lo sabíamos… menos ella, claro!

Hay gente a la que no deberían darle sorpresas, suelen ser celosas, histéricas y que no hacen otra cosa que mirarse el ombligo y ahora que cara le va a poner a Luis? De «supersorpresa», y que le va a decir? «hay cari, que mono eres, cuanto me quieres, y yo en las nubes jajaja»… Y las amigas cara de pato. 

 

 


Dejanos un comentario

Se el primero en comentar


wpDiscuz


Dejanos un comentario

Se el primero en comentar


wpDiscuz