NUESTRO BLOG


DUCHARSE

13 enero, 2019 | Blog | 0 comentarios | Autor:

Sus orígenes se remontan a los griegos pero la ducha, tal y como la conocemos en la actualidad, parece que la inventó el médico Merry Delabost, en Bonne-Nouvelle (Ruan) en el año 1872.

Hemos pasado de lavarnos en ríos y lagos a los cuartos de baño que están en todas las casas del primer mundo. Cuando era niña utilizábamos mucho la bañera, pero el gasto en gas/electricidad y agua ha supuesto que casi todos utilizamos la ducha para nuestra higiene, yo no tengo bañera en mi casa. Aunque cuando se duchan mis hijos gastan tanto agua y gas como si utilizaran una bañera, les he amenazado con poner contadores con monedas…de momento sin ningún resultado, cantan, bailan y pasan más tiempo debajo de la ducha que conviviendo con el resto de la familia.

La forma de ducharse tiene tantas variedades como tomar un café. En casa mi pareja y yo nos duchamos por la mañana, uno de mis hijos por la noche, el otro alterna. Tener diferente horario ayuda, si todos nos ducháramos a la misma hora sería imposible, el calentador no daría abasto. Los que se duchan por la noche dicen que se acuestan más relajados, opino lo mismo, todavía me acuerdo mis primeras duchas por la mañana, no me despejaba nada, salía de casa amodorrada, pero ahora no podría.

 En nuestra sociedad la ducha es un habito de higiene, parece que cuantas más veces nos duchamos, más limpios somos, según los dermatólogos (así, en general) hay que encontrar un punto medio ente la actividad física que realicemos y el clima del lugar donde vivimos. Tampoco hay que enjabonarse desde la cabeza a los pies todas las veces, ellos recomiendan un enjabonado diario de los genitales, axilas y pies (traducido: las zonas que huelen) con un jabón neutro y en el resto es suficiente con el agua que cae, así evitamos una piel seca.

Y luego está la temperatura del agua, yo me maravillo cuando veo en las películas a las parejas bajo el agua, en mi caso es imposible, mi pareja no se ducha, se escalda. Dicen que tampoco son recomendables las duchas con agua fría, salvo que acabes de salir de la sauna, ya que estimula una sustancia que se relaciona con el estrés.

Como, casi todo, en el punto medio esta la virtud.


Dejanos un comentario

Se el primero en comentar


wpDiscuz


Dejanos un comentario

Se el primero en comentar


wpDiscuz